Algunas ideas para las novias

Consejos para la novia

 
consejos para la novia

Aunque te parezca imposible, ante todo debes intentar mantener la calma. Es importante que estés relajada y confíes en que todos esos preparativos que habéis hecho durante tantos meses darán su fruto y todo saldrá a la perfección.

Debes empezar a cuidar tu aspecto semanas antes de la boda comenzando con una limpieza de cutis un mes antes de la fecha y otra una semana antes para limpiarla de impurezas y darle luminosidad sin olvidar la hidratación. A esto puedes añadir un peeling corporal para limpiar e hidratar todo el cuerpo. Si eres de piel blanca puedes recurrir a los rayos uva pero siempre de forma moderada de manera que el resultado sea un suave bronceado que no cambie demasiado radicalmente tu aspecto.

La manicura es algo que no debes pasar por alto. No olvides que muchos de tus invitados y desde luego el fotógrafo querrán ver de cerca la alianza que momentos antes tu pareja habrá colocado en tu dedo y es importante que tus manos luzcan muy cuidadas y por último y no menos importante, sino todo lo contrario, la depilación. Procura no hacértela mucho antes de la boda porque el vello puede haber vuelto a salir pero tampoco lo dejes para el último día para evitar que persistan las rojeces. Lo mejor es hacértela con un par de días de antelación, así tu piel estará en perfectas condiciones.

EL PEINADO

El peinado que elijas debe estar acorde con tu personalidad al igual que el vestido y el maquillaje. Debes sentirte segura y atractiva y para ello lo mejor es que huyas de los peinados y recogidos artificisos y recargados y optes por algo más natural con lo que te sientas cómoda. En cualquier caso el peinado debe contribuir a destacar tus rasgos y disimular defectos o imperfecciones.

Si no tienes una idea muy clara de lo que quieres siempre puedes consultar algunas publicaciones editadas a tal fin y en cualquier caso tu estilista podrá aconsejarte sobre lo que más te favorecerá teniendo en cuenta siempre que el conjunto con tu vestido y maquillaje sea armonioso.

Si llevas el pelo corto puedes añadir un postizo o darle volumen, ondularlo o aplicarte un fijador para realzar su aspecto .En este caso el tocado debe contribuir a conseguir ese efecto. Puede llevar flores y hojas naturales o pequeños adornos brillantes en forma de corazón o estrellas o lo que se te ocurra. Lo mismo ocurre si te decides a llevar el pelo suelto sobre todo si lo tienes liso. Una melena lisa sin más puede romper la simetría entre tu cabeza y tu figura ya que no debes olvidar que por muy sencillo que sea tu vestido de novia siempre resultará muy impresionante y tu pelo no debe desmerecer el conjunto.

Si optas por peinar tu cabello con un recogido debes tener en cuenta el diseño del vestido. Si lleva escote bajo en la espalda te resultará más favorecedor un moño bajo. Si por el contrario es cerrado atrás entonces un moño alto "alargará" tu cuello e incluso te hará parecer más alta.

Con respecto a la forma de tu cara, si es más bien redonda debes optar por un peinado alto que alargue tus rasgos y si por el contrario tus facciones son alargadas un flequillo las suavizará. Para las que tengáis la cara más bien cuadrada lo mejor es un moño bajo y voluminoso pues disimulará vuestro mentón y mandíbulas al cubrir la parte de detrás de las orejas.

EL MAQUILLAJE

Como ya hemos visto, días antes de la boda hay que preparar el cutis para que el resultado del maquillaje sea luminoso y fresco. Conviene que los tonos usados sean lo más naturales posible. La base no deberá ser más de un tono arriba o abajo del color de tu piel para evitar un resultado demasiado artificial. Si tienes ojeras un corrector más claro que la base de maquillaje las borrará. El maquillador utilizará una serie de técnicas para corregir o disimular las imperfecciones de tu rostro oscureciendo la barbilla y resaltando los pómulos si tienes la cara alargada, sombreando la mándibula si es cuadrada y oscureciendo la parte baja de los pómulos si tu cara es más bien redondeada.

Los ojos deben maquillarse teniendo en cuenta su color natural. En general los tonos marrones y castaños sientan siempre bien y quedan muy naturales y ayudan a intensificar la mirada. Los ojos verdes y azules se pueden maquillar en tonos neutros y en cualquier caso se deben evitar colores fríos como el verde y el azul. En el fondo de lo que se trata es de que la novia parezca no ir maquillada.

Aquí te damos una serie de consejos para que deberás tener en cuenta para que puedas salir con éxito de cualquier imprevisto que pueda surgirte:

  • Recuerda no utilizar excesivo perfume. Tu olor debe ser lo más natural posible.
  • No cambies tu imagen radicalmente justo antes de la boda. El resultado podría no gustarte y no tendrías tiempo de arreglar el problema.
  • Utiliza una laca de uñas de color claro y éstas no demasiado largas.

Debes asegurarte de que alguien de tu confianza lleve consigo un neceser al que poder acudir en el caso de que se presente algún contratiempo. En éste debes añadir, entre otras cosas:

  • Maquillaje para retocarte
  • Pañuelos de papel
  • Un peine o cepillo para el pelo
  • Desodorante si el día es muy caluroso
  • Toallitas húmedas (son de gran utilidad en muchas circustancias)
  • El perfume que te hayas puesto
  • Tiritas (por si los zapatos nuevos os juegan una mala pasada)
  • Aguja e hilo
  • Un par de medias nuevas
  • Un par de zapatos cómodos porque el día será largo

Llevando esto contigo cualquier problema que surja podrás arreglarlo enseguida.

Para más información sobre todos los detalles que debéis tener concertados para el día de la boda no dudéis en consultar las salas de celebraciones, fotógrafos y otros servicios de vuestra localidad en nuestro listado de empresas.